miércoles, 5 de febrero de 2014

Dyango "A la música, no la dejaré nunca"

El romántico catalán Dyango pasó por Viva la Radio, donde habló de su despedida de los escenarios con el tour "Gracias y Adiós" que el 18 de abril lo traerá por última vez a Córdoba.

El cantante, de 73 años y 52 de carrera, explicó en diálogo con Cadena 3 el final "ha llegado en el sentido de las grandes giras", pero aclaró: "A la música no la dejaré nunca".

"Seguiré grabando, si puedo tango que ahora lo llevo muy adentro, porque estoy muy bien de salud", indicó de cara a su futuro.

"Quería aquella casa bonita, pues la compré; la casa con barco, lo he comprado; el auto de mis sueños, lo he comprado ¿Cuándo lo voy a disfrutar?. La música es el disfrute máximo y las giras a cierta edad, como la mía, son pesaditas", señaló.

"La gente si me quiere escuchar estarán mis discos y todo lo que habré dejado en tantos años. Tengo 52 LP grabados, amén de los sencillos que se hacían antes de aparecer los discos", dijo.

Sobre sus inicios con la música, el artista recordó que fue primero en Barcelona cuando su padre lo llevó al conservatorio para que aprendiera violín y trompeta.

En cuanto al nombre artístico, el catalán dijo que como se llama José Gómez Romero escogió Dyango por Jean Baptiste Django Reinhardt, uno de los guitarristas de jazz más importantes de Europa.

Respecto sobre la "catalinidad" dijo que para el catalán cree que es un ser espectacular, que puede estar muy equivocado pero es un personaje muy honrado y trabajador y que nunca da nada por perdido y sigue adelante.

"El ser catalán es algo que no hay quien nos pueda arrancar de nuestras vidas. Somos siete millones de habitantes, ahora estamos en una posición difícil, por supuesto. Estamos pidiendo como europeos que somos el derecho a decidir, no es lo mismo que la independencia. Si se llega a eso mucho mejor. Lo normal es que el gobierno diga 'Sí' al derecho de un pueblo a elegir, después veremos que podemos decidir", manifestó.

Dyango contó que tiene cuatro hijos, dos de los cuales son cantantes y que un tercero se llama Luján porque se engendró en Buenos Aires, y a causa de las oposiciones para que le pusiera ese nombre debió elegir un primero para que se lo autorizaran, José.

Después de repasar varios clásicos de su carrera, reveló que le trajo a Rony Vargas un cuadro pintado con sus propias manos, en avión, desde Cataluña.

"No es un Picasso, es un Dyango. Espero que cuando lo veas, pienses que tienes un amigo en Barcelona", concluyó.

Entrevista de Rony Vargas.
www.cadena3.com