jueves, 13 de septiembre de 2012

Dyango adelantó en el City Center los temas de "El cantante"


Dyango sabe que todos los viajes siempre tienen un final. Y aunque no lo tiene totalmente decidido, en diálogo con LaCapital,confesó que está pensando en despedirse de las giras. Más reflexivo que nostálgico, el músico de 72 años nacido en Barcelona, afirma: "Siempre digo que los mejores años son los últimos, que no quiere decir que sean los de más éxito, pero son los que estás en plena madurez creativa". Con el mismo empuje de siempre, Dyango regresa a la ciudad hoy, a las 21, en el Centro de Convenciones del City Center (bulevar Oroño y avenida Circunvalación), para cantar los tangos de "Puñaladas en el alma" y, claro, los éxitos de sus 50 discos editados. Y siempre con el romanticismo en la garganta.
—¿En el show de Rosario vuelve con las canciones de su último disco "Puñaladas en el alma?
—Bueno, creo que los títulos de los recitales son para ponerle el título a algo. En definitiva voy a presentar las canciones de mi carrera, fíjese que ya son 51 discos los que tengo grabados, aunque en realidad son 50, porque el 51 aún no ha salido al mercado.
—¿Puede adelantar algo del próximo material?
—También es romántico, pero habla bastante de lo que ha sido mi propia vida. Hay canciones que reflejan mis vivencias, se podría decir que es autobiográfico, pero eso sí, sin dejar de lado lo que es el amor.
—¿Ya tiene un título pensado?
—Este trabajo se llama "El cantante", porque hay una canción que se llama así. La idea es sacarlo para 2013, y quién sabe si puede ser el disco con el cual haga mi última gira.
—¿Está anunciando el cierre de tu carrera?
—Y...uno se cansa un poco....ja, ja. No está decidido, pero lo estoy evaluando seriamente. Eso sí, lo único que tengo decidido es que jamás dejaré de grabar., prque una cosa es grabar y otra es salir de gira. De todos modos, es imposible dejar de grabar. Además yo tengo otra pasión, que es la pintura.
—La idea suya es retirarse a grabar y pintar, entonces.
—Yo vivo en las afueras de Barcelona, allí tengo mi estudio de grabación, mi estudio pictórico y mi casa, tengo todo lo que necesito.
—¿Sus cuadros también se asocian al romanticismo?
—No, en verdad, según cómo se mire, yo siempre estoy asociado con la parte romántica. Y en la pintura ha pasado que también me identifican con esto, pero la verdad es que cuando me inspiro dejo salir mi parte romántica en cada trazo.
—¿Siente que le llegó el momento de hacer un balance de su carrera?
—Siempre digo que los mejores años son los últimos, que no quiere decir que sean los de más éxito, pero son los que estás en plena madurez creativa, en plena madurez de expresividad, y eso te da una ventaja enorme sobre la gente que aún no tiene ese recorrido. A lo mejor habrá ahora gente que no te sigue o te sigue menos, es lógico, es la ley de la vida, hay otros cantantes que la gente tiene que seguir también, pero no me quejo.
—Se descuenta que el balance es más que positivo.
—Pero sí, hombre. También debo decirte que estos años maravillosos que he pasado con la música, que son 45, me han pasado cosas maravillosas, ya que tengo una carrera plagada de éxitos. Son éxitos que, en verdad, nunca los hubiese ni siquiera imaginado, estoy muy orgulloso de cómo me ha ido.
—En momentos en que anuncia que tiene ganas de dejar las giras, ¿le quedó algún lugar que le hubiese gustado ir a cantar?
—Mira, este país tuyo, al cual yo adoro, lo he visitado de punta a punta, de norte a sur. Y desde el año 1968, que vine por primera vez, siempre Argentina ha sido un lugar diferente y también muy importante para mí. Porque he triunfado en todos los países de habla hispana, pero a la Argentina, y quiero que sepas esto, jamás he dejado de venir, vine en las buenas y en las malas. Cuando al país no venía nadie porque era caro contratar extranjeros o cuando venía todo el mundo, yo siempre he venido.
—Se podría decir que es casi un argentino más.
—Es cierto, así lo siento yo.
 El legado artístico
A Dyango le cuesta encontrar nombres de cantantes que sigan su línea interpretativa. No es muy amigo de sugerir nombres de figuras o cantantes famosos. Sin embargo, indicó: “Están mis hijos, que cantan realmente muy bien, y después está un chico que no es tan chico, que es más bien mayorcito, pero le quedan muchos años de carrera, que es Sergio Dalma, y que me encanta como persona y como cantante. El que es buena persona tiene mucho ganado en la canción, y él es buena persona”. El hecho de ser buena persona fue también un plus en su carrera. “Es mi manera de ser, natural, espontánea, nunca me he creído nada del otro mundo. Los artistas nacen, se cultivan y se hacen. Eso fue un reto en mi carrera desde un principio y lo es en este presente. Es por esto que siempre le digo a la gente: «He dado todo de mí»
Las más pedidas
“Te podría nombrar diez temas que, si no los canto, la gente no me mata, pero, bueno, puede llegar a enojarse”, dijo Dyango. Y cuando se le preguntó si podía nombrar algunos de esos temas, prefirió no citar ninguno, quizá como una cuestión de respeto a las demás canciones que no son las más solicitadas.