jueves, 17 de abril de 2014

Dyango se despidió de los mendocinos a pura nostalgia

Luego de 47 años de escenarios, el cantante catalán visitó la provincia en el marco de su gira “Gracias y adiós”, la que marca su retirada de las tablas. Alrededor de unas 1,500 almas fueron testigos, el sábado por la noche en el Stadium Arena Maipú, de la última función del ídolo en Mendoza.

Con tangos y reconocidos boleros, y ante unos 1.500 seguidores, el sábado por la noche, con mucha nostalgia y anécdotas, José Gómez Romero, Dyango para todos nosotros, se despidió de su público mendocino. Fue su última noche en los escenarios locales, los que viene recorriendo desde hace largos años. El estadio del Arena Maipú se vistió de gala para decirle al ídolo catalán "Gracias y adiós".


“La verdad amarga” fue el comienzo de una noche llena de recuerdos, elogios, y humor, que se prolongó pasada la medianoche. “Si ustedes piensan que voy a seguir con esto, les tengo que decir que la música siempre va estar en mi vida” se refirió el catalán en cuanto a su despedida de los escenario, tour que lo tendrá recorriendo todo el país y gran parte de Latinoamérica.

Dyango también aseguró que "Mendoza ha sido algo muy importante en mi vida. Nunca he dejado de venir a esta provincia, y ahora que me despido puedo decir que son maravillosos". Además recordó su paso por los carnavales del año ’68 "siempre tendré presente ese momento la reacción del público, que pueden ser sus padres... o ustedes", lanzó entre risas.

"Un poco más"; "Como han pasado los años"; el infaltable"El día que me quieras"; "Amor de tango"; "Naranjo en flor"; y "Cada día te extraño más", primer tango y primera canción que aprendió de su madre cuando sólo tenía dos años, y que lo marcó de por vida; fueron componiendo el exquisito repertorio del músico catalán.

Amante del tango, desde muy pequeño, homenajeó a "un amigo del alma, que uno nunca olvida". Con "Garganta con arena (de Cacho Castaña)" brindó por el "Polaco Goyeneche, el más grande cantante de tango".

Y a la lista de baladas y tangos, se le sumaron "Volverte a ver"; "Querer y perderte", "Alma, corazón y vida"; "Yo mañana"; "Nostalgias"; "Cómo es posible"; y "El que más te ha querido", para engalanar una noche, que sus seguidores guardarán en su corazones.

Tombino
Hasta de fútbol se permitió hablar el ídolo con su público, y se quejó del presente de su querido Barcelona "con Messi y todo, nos quedamos fuera de la Champions". Y felicitó a los mendocinos por "Godoy Cruz que está en los primeros puestos". Una mezcla de sentimientos se reflejaban en los rostros de sus seguidores, cuando se acercaba el desenlace de la velada. Algunas caras sonrientes y alegres por la magia que despierta la voz del catalán; y otras con un halo de tristeza, nostalgia, quizás, al saber que es la última función que vivenciarían.

"Seguramente por la ley de la vida no nos vamos a ver más. El recuerdo de ésta noche y de todas las noches, que he estado aquí, los llevaré en mi corazón" se despidió con "Corazón mágico". Y con violín, en mano, le pidió a sus fanáticos "Esta noche quiero Brandi" para brindar. Por Mariano Garreta