domingo, 10 de mayo de 2015

Dyangpo: Reportaje en Costa Rica antes del Concierto

José Gómez Romero,  Dyango, estará hoy por la noche en su show de despedida en Costa Rica tras más de 50 años de experiencia. A sus 75 abriles, le pone fin a las presentaciones en vivo, aunque reconoce que seguirá grabando y solo aceptará alguno que otro espectáculo con la intención de bajar el ritmo luego de tantas décadas. La cita es en el Hotel Real Intercontinental a las 7 p.m. Las entradas van de los ¢50 mil a los ¢70 mil. Mas información en E-ticket, al teléfono 2295-9400. El español conversó con El Periódico de Más Venta en el país desde Miami (EE.UU.) tras 10 llamadas; fue buena gente y recordó grandes momentos de su prolífica carrera.   Hola. Somos DIARIO EXTRA de Costa Rica. ¿Cómo está, Dyango? Lo llamamos varias veces. - (Habla fuerte y contento) Hola, hombre, ¿qué tal? Me has llamado varias veces acá lo tengo registrado. Yo he contestado pero no se escuchaba a nadie. ¿Cómo está de cara al show de este viernes (hoy)?  - Me encuentro de verdad ilusionado. Yo sé que Costa Rica es un país que me quiere mucho. Me parece a mí que será un momento alegre y triste, pues hay una despedida de por medio. Es algo lógico por circunstancias de la vida que uno se tenga que retirar. Me pongo algo nostálgico pues voy para un país donde me tratan muy bien y tengo muchos amigos. - Todo España se retira en Costa Rica: vino El Consorcio por última vez, Raphael se despide y ahora usted, ¿qué pasa?  - (Risas) Todos los que has nombrado claro que se están retirando porque ya llevan sus años. Bueno, Raphael no sé si se va a retirar aún. Lo que sí puedo decir es que es bastante triste decir adiós. Yo aclaro que no me despido de la música pues la música es mi vida, yo seguiré grabando y haciendo mis cosas, mis pinitos, pero de lo que me despido es del vivo y el directo. De los eternos viajes que he hecho en mi vida. Uno tiene la intención de retirarse, pero si veo que realmente me obliga a volver lo hago, no me duelen prendas pues no puedo estar sin el contacto con mi público... quién sabe, la vida da muchas vueltas. 50 años de carrera artística, pocos pueden decir que los cumplen.  - Sí, son 50 años de carrera y 53 discos grabados, pero cuando se vendían discos, ya no se venden discos. Te comentaba que es bien difícil llegar a un país como Costa Rica donde he ido tantas veces y he hecho muchos amigos, decir adiós, eso cuesta una barbaridad. ¿Qué pasa? Podría retirarme y quedarme en casa, pero soy agradecido en especial con toda la gente que por años me ha dado su apoyo. No soy el número uno pero creo que soy de los cantantes más queridos. ¿Es Dyango el cantante más romántico después de Camilo Sesto? - (Risas) Camilo es muy romántico y claro yo también, como todos los cantantes de mi época, todos somos muy románticos. Yo creo que todos llevamos la música romántica en el corazón. ¿La voz de Dyango a los 75 años? - Sí, acabo de cumplir 75 años y no me lo recuerdes (risas). Te cuento que 75 años son muchos años, imagínese que la gente normal se retira a los 65. Esos 10 de más son bastantes. Yo sí puedo decir que tengo una gran emoción: estar entre la gente amiga. Me lleno de tristeza.  ¿La voz? - La voz estará como decimos en España “de puta madre”. Está muy bien. Para mí ha sido muy importante.  ¿Dejó de fumar? - Sí, dejé de fumar hace 8 años o 9. No fue por cantar sino por cuidarme, me decían que dejara de fumar pues ya estaba mayorcito. ¿Cuánto va a cantar? - Vamos a cantar todas las canciones que pidan y vamos a tararear los temas que ya no me acuerde y si no me los voy a inventar. Será una noche muy romántica e inolvidable. La cantidad no la sé. ¿Cómo están sus hijos, Marco Llunas y Jordi? - Te cuento que Marcos Llunas, que es mi hijo mayor, está triunfando en las Américas, está en Perú, Chile, Argentina y ahora anda por México. Jordi por su parte hace igual sus cosas musicales y vive en Miami. Ellos ya son hombres, no son nenes. Marcos Llunas -he escuchado- seguirá su obra y sus canciones. ¿Será Dyango II? - Efectivamente ha hecho un disco, un homenaje a su padre, con mis canciones; claro, a su modo, a su manera. Le quedó muy pero muy bonito. ¿Le afecta que sea el nuevo Dyango? - Para nada, no me afecta, al contrario me siento muy orgulloso. Yo daría todo lo que he sido en la vida para que ellos llegaran a triunfar. En Costa Rica voy a ir con mi pianista Eduardo Olivé, no sé si es conocido allá, esto porque estuvo casado con una costarricense. Vivió muchos años en San José y le hace mucha ilusión. ¿Ya no está casado? - No, no, ya no tiene ese problema, pero es tonto, una mujer muy guapa. Se separó de una morena guapa, una muy buena mujer. ¿Qué les dice a los lectores de DIARIO EXTRA? - Yo sé que en Costa Rica se dan muchos espectáculos, pero les cuento que esta será la última vez que podrán disfrutar de Dyango, su amigo el romántico de toda la vida. Que vayan a verme. ¿Cuándo arriba? - Jueves por la noche (ayer). Mensaje para las ticas... - Les digo a todas las ticas que voy a cantarles hasta en la sopa. ¿Cantará “Ese hombre”? - No, porque no puedo traerme a Pimpinela desde Argentina. -¿La canción que no va a faltar? “Corazón mágico”, esa no va a faltar. Es una de las canciones que más ha triunfado. Finalmente, usted se llama José Gómez Romero, ¿por qué Dyango? - A mí me gusta el jazz y Dyango fue un gran guitarrista que falleció cuando yo era nene. Me puse su nombre porque José Gómez Romero no es muy comercial. - Vea mas en: www.diarioextra.com